Translate

jueves, 17 de mayo de 2018

Cambio de estación: mayor atención

Que ventaja y a la vez "obligación tenemos", cuando sabemos que cuando hay cambio de estación hay que estar alerta, pendientes, atentos, se puede venir una "recaida" o "resubida".

Para mí el estar atenta debe ser desde el mes de febrero, que aunque no hay aun cambio de estación, sé que algo empieza a moverse.

Este año empecé a notar que me costaba quedarme dormida, o no dormía bien, o si lo lograba era por muy poco tiempo.

Lo extraño fue que lo noté, lo evidencié, pero no lo asocié a nada raro, así que lo dejé pasar, pero aun así no hice nada.

Caí en cuenta de que algo pasaba, aunque ya lo intuía o no sé si lo intuía, o me estaba haciendo la tonta, de verdad que no lo sé, y es  "raro", porque soy muy cuidadosa con mis medicamentos, con las alertar, con todo lo que me pueda alterar el ánimo.

Pensé que incluso hubiese podido aumentar la dosis de las pastilla que debo aumentar, pero no lo hice, menos aun me ayudé con una pastilla de melatonina que me fue recomendada por mi médica general que conoce mi caso y es de la idea de no aumentar tanto las dosis del medicamento (en mi caso quetiapina), sino buscar algo más natural.

Pues así pasó febrero, marzo y seguía igual... a mediados de marzo tuve mi control con el psiquiatra (tengo control cada 3 meses), y estando sentada en la recepción me vino el pensamiento: por qué si sabes que puedes aumentar la dosis de la quetiapina no lo hiciste?. Sabes que puedes hacerlo en caso de empezar a notar cambios en el hábito del sueño?. Incluso sé que puedo ir aumentando de 25 en 25 mg hasta lograr estabilizarme... y me sentí tan irresponsable/culpable por no haber actuado, por no haber reaccionado.

Al entrar a la consulta lo primero que me preguntó el psiquiatra fue: cómo ha estado el sueño?. Ha habido alteraciones?. Y mi culpa/irresponsabilidad volvió a saltar. Le dije que sí había alteración, le expliqué como había empezado y lo irresponsable que me sentía por no haber hecho algo, sabiendo que tengo la fórmula para actuar, incluso pude haber pedido adelantar la cita con él.

Lloré un poco, me sentí mal, sé de corazón que no actué en contra de mí, pero a la vez no logro explicarme cómo no hice nada. Me pregunté como pude quejarme con mi esposo de no dormir, pero no caía en cuanta de que era el tiempo de alerta.

Al final él doctor me dijo que no fuera tan dura y exigente conmigo misma, pero como no serlo si siempre lo he sido???.

Sugirió el aumento de 25 mg más (generalmente tomo solo 25), e ir aumentando en caso de no notar mejoría, y si el tema se ponía complejo adelantar la cita con él.

A los pocos días acompañé a mi esposo a nuestra médica general y salió la pregunta de nuevo del sueño... le conté lo sucedido y me puse a llorar, ella me conoce y me preguntó que por qué lloraba?. Le expuse lo que sentía: no quiero recaer, no quiero ser la causante de eso por descuidada. Ella de nuevo me pidió no ser tan exigente y drástica conmigo misma...

Que duros y exigente somos con nosotros mismos, les pasa?.

Ya estamos en mayo, subí la dosis y estoy en 50 mg y con la ayuda de la melatonina y vamos, han habido días de días, situaciones de estrés, y dolores generados por un tema cervical y lumbar que hacen que las cosas se revuelvan y que el sueño se altere.

Aquí sigo, atenta, pendiente, alerta... Cómo van ustedes por ésta temporada?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer e igual gracias si dejas un comentario.

El medicamento y la expertiz del médico tratante

En la entrada anterior comentaba como mi memoria estaba alterada, de lo que ello estaba generando en mí. No solo el sentirme disminui...