Translate

viernes, 8 de septiembre de 2017

Diagnóstico Bipolar

Ya un año que fui diagnosticada como BP (junio 22 de 2016), la "noticia" cayó como baldado de agua fría.

Hace 15 años había sufrido una depresión muy fuerte, la que me hizo tomar la decisión de pedirle a mi psiquiatra que me internara en un "clínica de reposo", no fue fácil, pero era necesario, urgente, no podía seguir viendo afectado a mi entorno más amado y cercano, ni siquiera pensaba en mi "dolor o sufrimiento".

Paréntesis antes de proseguir: a éstas alturas de la vida creo que el tema de la enfermedad mental se iba gestando en mí desde la temprana niñez, y ahora al estar en el cuarto piso (sobre los cuarentas años), tener este nuevo diagnóstico de Bipolaridad es difícil.

Qué desencadenó la depresión hace 15 años? Estrés, el tener que decidir entre dos posibilidades laborales en un mismo lugar, entrando en conflicto con jefes que se conocían entre sí y que manejaban entre ellos un nivel muy alto de competencia en sus áreas de trabajo.Uno de los jefes con más poder jerárquico y "familiar" en el lugar del trabajo que el otro, pero sintiendo más afecto por el menos favorecido a ese nivel. 

Elegir entre ellos, decidirse sin entrar en conflictos personales y laborales, a la vez ser observada con recelo por parte de mis pares: la envidia se hizo presente, el estar en la mira de muchos y que a la vez se te exija tomar decisiones de manera apresurada no es fácil.

Salí airosa de todo eso que me llevó al piso, que me revolcó, que me hizo sentirme nada y que puedo definir como un dolor indescifrable, lo que yo llamo dolor del alma. que me permitió conocerme desde otro punto. 

Ya  aceptado y conviviendo con la medicación creo que voy bien. Hace unos días le preguntaba a mi médica general si aun estando medicado(a) y siendo muy juicioso(a) con la toma de los medicamentos existía la posibilidad de una recaída (yo empecé con una megaaaaaa maníaaaaa y posterior bajón, que no se si fue causado por el medicamento que me dieron para bajarme al mundo real, ya que el súper-yo que me poseía y andaba haciendo de las suyas), ella me dijo que sí, que era posible una recaída. Lo sabía o suponía, pero esperaba la otra respuesta jajajaja.

Afortunadamente no soy de ciclos rápidos (creo que así me dijo la doctora que se llamaba), doy gracias por ello, me inquieto de pensar en lo que sería estar sube y baja en periodos tan cortos como una o dos semanas...

Últimamente he estado leyendo blogs de personas que narran acerca de lo que es su vida con la BP, ello me ha permitido conocer más de lo que los artículos médicos dicen: porque una cosa es contarlo, pero otra cosa es padecerlo! Por lo mismo me animé a abrir este espacio.

Hasta aquí por ahora y que viva la vida... sobre todo si es "normal" (risas) 

Simple-BP

Nota: esto lo había escrito en otro blog el pasado 14 de agosto de 2017)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer e igual gracias si dejas un comentario.

El medicamento y la expertiz del médico tratante

En la entrada anterior comentaba como mi memoria estaba alterada, de lo que ello estaba generando en mí. No solo el sentirme disminui...